AYVU RAPYTA

 

Este é o início do canto sagrado dos Mbya Guarani do Guairá recolhido pelo antropólogo Leon Cadogan há quase 50 anos, quando este grupo indígena ainda vivia naquela região e organizava o seu cotidiano a partir dos fundamentos do seu ser - a palavra sagrada,cuja criação pelo Nosso Verdadeiro Pai se explica miticamente neste canto.

Extraído do sítio eletrônico paraguaio http://www.uni-mainz.de/~lustig/hisp/guarani.html 

Ñamandu Ru Ete tenondegua
oyvára peteîgui,
oyvárapy mba'ekuaágui,
okuaararávyma
tataendy, tatachína 
ogueromoñemoña.

(1) El verdadero Padre Ñamandu, el primero,
de una pequeña porción de su propia divinidad,
de la sabiduría contenida en su propia divinidad,
y en virtud de su sabiduría creadora
hizo que se engendrasen 
llamas y tenue neblina.

Oámyvyma,
oyvárapy mba'ekuaágui,
okuaararávyma
ayvu rapytarã i 
oikuaa ojeupe.
mboapy mba'ekuaágui,
okuaararávyma,
ayvu rapyta oguerojera,
ogueroyvára Ñande Ru.
Yvy oiko'eÿre,
pytû yma mbytére,
mba'e jekuaa'eÿre,
ayvu rapytarã i oguerojera,
ogueroyvára
Ñamandu Ru Ete tenondegua.

(2) Habiéndose erguido,
de la sabiduria contenida en su propia divinidad,
y en virtud de su sabiduría creadora
concibió el origen 
del lenguaje humano.
De la sabiduría contenida en su propia divinidad,
y en virtud de su sabiduria creadora,
creó nuestro Padre el fundamento del lenguaje humano
e hizo que formara parte de su propia divinidad.
antes de existir la tierra,
en medio de las tinieblas primigenias,
antes de tenerse conocimiento de las cosas,
creó aquello que sería el fundamento del lenguaje humano
hizo el verdadero Primer Padre Ñamandu 
que formara parte de su propia divinidad.

Ayvu rapytarã i oikuaamavy ojeupe,
oyvárapy mba'ekuaagui,
okuaararávyma,
mborayu rapytarã i oikuaa ojeupe.
Yvy oiko'eÿre,
pytû yma mbytére,
mba'e jekuaa'eÿre
okuaararávyma,
mborayu rapytarã oikuaa ojeupe.

(3) Habiendo concebido el origen del futuro lenguaje humano
de la sabiduria contenida en su propia divinidad,
en virtud de su sabiduria creadora
concibió el fundamento del amor.
antes de existir la tierra,
en medio de las tinieblas primigenias
antes de tenerse conocimiento de las cosas,
y en virtud de su sabiduria creadora,
el origen del amor lo concibió.

(4) Habiendo creado el fundamento del lenguaje humano,
habiendo creado una pequeña porción de amor,
de la sabiduria contenida en su propia divinidad,
y en virtud de su sabiduria creadora
el origen de un solo himno sagrado lo creó en su soledad.
Antes de existir la tierra
en medio de las tinieblas originarias,
antes de conocerse las cosas
el origen de un himno sagrado lo creó en su soledad.

(5) Habiendo creádo, en su soledad, el fundamento del lenguaje
habiendo creado, en su soledad, una pequeña porción de amor
habiendo creado, en su soledad, un corto himno sagrado,
reflexionó profundamente
sobre a quién hacer partícipe del fundamento del lenguaje :
sobre a quién hacer partícipe del pequeño amor;
sobre a quién hacer partícipe de las series de palabras que componían
el himno sagrado.

(6) Habiendo reflexionado profundamente,
de la sabiduria contenida en su propia divinidad,
y en virtúd de su sabiduria creadora
creó a quienes serian compañeros de su divinidad.

(7) Habiendo reflexionado profundamente,
de la sabiduria contenida en su propia divinidad,
y en virtud de su sabiduría creadora
creó al (a los) Ñamandu de corazón grande.

(8) Lo creó simultáneamente con el refiejo de su sabiduría.
Antes de existir la tierra,
en medio de las tinieblas originarias,
creó al Ñamandu de corazón grande.
Para padre de sus futuros numerosos hijos,
para verdadero padre de las almas de sus futuros numerosos hijos
creó al Ñamandu de corazón grande.

(9) A continuación
de la sabiduria contenida en su propia divinidad 
y en virtud de su sabiduria creadora
al verdadero Padre de los futuros Karai
al verdadero Padre de los futuros Jakairá
al verdadero Padre de los futuros Tupã
les impartió conciencia de la divinidad.
Para verdaderos padres de sus futuros numerosos hijos,
para verdaderos padres de las palabras-almas de sus futuros numerosos hijos
les impartió conciencia de la divinidad.

(10) A continuación
el verdadero Padre Ñamandu
para situarse frente a su corazón
hizo conocedora de la divinidad
a la futura verdadera Madre de los Ñamandu,
karai Ru Ete
hizo conocedora de la divinidad
a quien se situaría frente a su corazón,
a la futura verdadera Madre de los Karai.
Jakaira Ru Ete, en la misma manera,
para situarse frente a su corazón
hizo conocedora de la divinidad
a la verdadera Madre de los Jakaira.
Tupã Ru Ete, en la misma manera,
a la que se situaria frente a su corazón,
hizo conocedora de la divinidad
a la verdadera futura Madre de los Tupã.

(11) Por haber ellos asimilado
la sabiduria divina de su propio Primer Padre;
después de haber asimilado el lenguaje humano;
después de haberse inspirado en el amor al prójimo;
después de haber asimilado las series de palabras del himno sagrado
después de haberse inspirado en los fundamentos de la sabiduría creadora,
a ellos también llamamos:
excelsos verdaderos padres de las palabras-almas;
excelsas verdaderas madres de las palabras-almas.

 Fuente: Cadogan, León: Ywyra ñe'ery: Fluye del árbol la palabra. Asunción, CEADUC-CEPAG,  1971